Búsqueda de otros gatos







jueves, 13 de septiembre de 2007

La Estación

La Estación, devoradora indomable de besos y lágrimas, esperaba como siempre intacta a la orilla de un mar de piedras, hierro y polvo. Él se encontraba quieto, observando sombras difusas con las manos escondidas entre la piel de los bolsillos. Ella pálida, dejó caer el alma a los pies de la vía. -No puedo, ven conmigo, Vete, la Vida murió en la Ciudad, ¿Recuerdas?

- ¿Algún problema caballero?
-No, disculpe, me encontré con un recuerdo...




5 comentarios:

Luis Amezaga dijo...

Un escenario de idas y venidas entre el pasado y el futuro. En voz alta.

J.Riaño dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

por qué nos empeñamos en recordar los tipicos recuerdos que guardariamos en un baúl?, acaso no están ya guardados
en el baúl?

besitos, merche

Francisco José Najarro Lanchazo dijo...

El jueves nos vemos campeón.

ronyblue dijo...

sencillamente enorme